Politburó Digital

¿Valió la pena? Apuntes sobre la primera consulta popular en México

2 agosto, 2021
Comparte en:

Charizard Chairo


Hay un episodio de Los Simpson en el que Bart compite contra Martin (el matado del salón) para ser presidente de la clase. La campaña del primogénito Simpson parece muy efectiva porque gana la simpatía de sus compañeros y los resultados lo muestran como el claro ganador de las elecciones. Y entonces pierde. ¿Por qué? Quienes ejercieron su voto sólo fueron Martin y su coordinador de campaña.

Está de más decir que guardemos las proporciones con respecto a lo que sucedió este domingo en la consulta popular para el juicio a expresidentes (que me vinieron a decir no era tal… me cae que no saben leer entre líneas), pero lo cierto es que hubo una escasa participación por parte de la gente, al menos en zonas conurbadas.

Sí, es cierto que en el resultado influyeron los medios de comunicación y la actuación tendenciosa e inoperante del INE. Sería ingenuo negarlo. De hecho, mis mayores quejas son hacia el instituto y su logística (enumerar las quejas que se compartieron en redes es ocioso ahora) y el rol opositor que jugaron desde que se anunció el evento. ¿Árbitro vendido? Lo sabemos desde hace mucho, pero esta vez fue descarado y de muy mala fe. Pero este debraye no es para mentar madres o sus símiles, sino para reflexionar sobre el papel que tuvimos en esta ocasión.

De 2018 a la fecha no nos cansamos de recordar los treinta millones de votos que alcanzó nuestro cabecita de algodón favorito. Y no dudo que tenga un apoyo de esa magnitud y hasta más grande. Pero asumir que todos los que elegimos a Andrés Manuel estamos politizados es, por lógica, un error. Que hubiera tantos descontentos con el prianato no significa que todos sepan qué era lo que sucedía (y lo que sucede) en el país. De esta manera, hace tres años se tenía como único objetivo el quitar al PRI y evitar el regreso del PAN. Se logró, aunque tras el triunfo se perdió el interés por seguir participando en la vida política de México y a partir de allí pareciera que hay que dejar todo en manos del presidente porque así se ha estilizado siempre.

Fuera de Twiter, ¿cuántas personas conocían que realmente supieran que se celebraría la consulta popular? ¿Cuántas de ustedes escucharon pláticas sobre el tema en círculos sociales ajenos al suyo? ¿Cuánta gente habrá buscado información al respecto? ¿Cuánta gente habrá que no tenía absolutamente ningún dato sobre la consulta? Algo que debía ser de dominio público, tan importante como unas elecciones presidenciales, pasó de noche. Dejemos de culpar a la oposición (que hasta eso contribuyeron a que saliéramos con mayor voluntad) y aceptemos que, en general, dejamos de hacer cosas para que se nos escuchara.

Tengo un deseo genuino de ver a los expresidentes enfrentar un juicio justo, en el cual no puedan influir en el veredicto con sus contactos o dinero. Mi lado pesimista me dice que eso no va a suceder porque esos culeros, junto con otros antecesores, ayudaron a consolidar un sistema de impunidad, mismo que tardará mucho en cambiarse radicalmente. Y mi lado optimista no se cansa de decir que se trata de un ejercicio, y que, como tal, presenta dificultades al inicio. Ejemplo analógico: no podemos esperar desarrollo muscular tras hacer media hora de levantamiento de mancuernas. En el caso de la consulta, era casi imposible lograr casi los cuarenta millones de votos requeridos si antes no se había realizado un llamado participativo como éste.

Algo que nos debe quedar claro es que, más allá del resultado, valió la pena salir a votar. La propuesta fue ciudadana y hay que reconocer el trabajo en la recolección de firmas. También hay que decir que a pesar de la ubicación mañosa de las casillas, muchos se la rifaron para llegar hasta donde se les asignó. Y también hay que aplaudirle a todos esos pueblos originarios que levantaron la cara con dignidad y se formaron para meter su boleta en la urna. Todos estos actos son, en esencia, la democracia que debemos construir, y conscientes de que nos llevaremos decepciones por un largo tiempo. No nos cansemos de hacernos escuchar.


Contacto

Twitter: @CharizardChairo


Comparte en:

Comentarios

This site is protected by wp-copyrightpro.com