20 C
Mexico City
miércoles, septiembre 28, 2022

AMLO promete abasto de agua para Monterrey en 2023 en medio de una fuerte sequía

La población del norte de México se enfrenta a una escasez de agua que ha afectado a grandes metrópolis como Monterrey. Por ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador prepara un plan de acción para solucionar este problema en un año.


El mandatario mexicano firmará un acuerdo con el Gobierno del estado de Nuevo León, con organizaciones de la sociedad civil y con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para construir un segundo acueducto en la presa El Cuchillo.
 
De este modo, asegura López Obrador, se restablecerá el abasto de agua a la ciudad de Monterrey y sus alrededores conurbados para el segundo trimestre de 2023.
 
«Participarán empresarios, iglesias, ingenieros civiles y militares, técnicos y trabajadores. Todos juntos para no padecer por falta de agua», escribió el presidente de México en sus redes sociales tras reunirse con el gobernador de Nuevo León, Samuel García.
El nuevo acueducto tendrá un costo de aproximadamente 10.400 millones de pesos (unos 524,5 millones de dólares), de acuerdo con medios locales como Reforma. La original presa El Cuchillo fue inaugurada en 1994 durante el Gobierno del expresidente Carlos Salinas de Gortari.
 
Desde hace tres meses, el descontento social se apoderó de Monterrey y su zona metropolitana debido a la escasez de agua, que llevó a los ciudadanos a tomar medidas drásticas como no bañarse por varios días, agotar el agua embotellada de los supermercados o hasta pelearse por rentar pipas privadas (que también eran pocas).
 
La urbe enfrenta la peor escasez de agua en 25 años debido a la falta de lluvias y el vaciado de sus presas. Según cálculos del diario español El País, Monterrey, de 5,3 millones de habitantes, dispone de 13.500 litros por segundo, cuando lo óptimo serían 16.500.
 
El malestar entre la gente se agravó debido a que, según algunas organizaciones, las grandes industrias cervecera y refresquera acaparan la mayor cantidad de agua para sus operaciones, dejando desamparada a la sociedad civil. Esta situación llevó al presidente López Obrador a enfrentarse a los grandes corporativos, como Heineken. Incluso el 8 de agosto dijo que ya no permitirá que se siga produciendo cerveza en el norte de México.
 

«Ya no vamos a producir cerveza, es ya no se va a producir cerveza en el norte. Ya: veda. ¿Quieren seguir produciendo cerveza aumentando la producción? Todo el apoyo para el sur, sureste», comentó el mandatario mexicano durante su conferencia de prensa.

 
Este lago es la reserva de agua más grande de Estados Unidos. El nivel del líquido ha disminuido tanto que incluso han emergido cadáveres abandonados en el agua hace años, advirtió la cadena británica BBC en un reportaje.

Este contenido es publicado por Politburó Digital con plena autorización de Sputnik Mundo.

Últimos Artículos