17.9 C
Mexico City
domingo, noviembre 27, 2022

“Si no van México y Brasil, ya tronó la Cumbre de las Américas”: Alfredo Jalife

La postura excluyente de Estados Unidos en la organización de la Cumbre de las Américas no sólo ha generado críticas en la región, sino también poco entusiasmo en la prensa internacional, consideró el analista Alfredo Jalife-Rahme.


Países como Guatemala, Bolivia, Brasil y México, recordó el internacionalista y colaborador de Sputnik, han considerado no asistir, lo que complica el panorama internacional del presidente Joe Biden, que necesita mostrar fuerza política de cara a las elecciones legislativas de noviembre.
 
Jalife-Rahme destacó la gestión ante Estados Unidos del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, Marcelo Ebrard, para demandar que se invite a todos los países de la región, en contraposición a los adelantos de Washington de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela.
 
México jugó muy bien en el escenario regional en defensa de los países que la Casa Blanca amenaza con excluir, valoró el politólogo.
 
«México es un país ya de 130 millones de habitantes, tenemos 40 millones en Estados Unidos, etcétera, y hay otros países muy respetables con los que Biden puede persuadir, pero pequeños, que no tienen peso específico como lo tiene México», matizó.

“Si no van México y Brasil pues ya tronó la Cumbre de las Américas, estamos hablando de los dos más grandes países de Latinoamérica”, subrayó.
 
Además, Jalife-Rahme recordó que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, no sólo es muy cercano al expresidente Donald Trump sino también al magnate Elon Musk, con quien revisa planes de aprovechamiento económico en el Amazonas.
 
A Biden no le importa mucho Latinoamérica y ha hecho poco por visitar alguno de los países de la región, señaló Jalife-Rahme, pues ha enfocado su agenda internacional en Europa, Asia y, concretamente, Ucrania.
 
El analista también calificó que el titular del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, no tiene la menor idea sobre América Latina y sus procesos históricos.
Los desacuerdos generados en torno al evento, a realizarse en junio en Los Ángeles, California, podrían producir el naufragio de la mesa multilateral, subrayó Jalife-Rahme.
 
Y recordó que las inconformidades ante la Cumbre de las Américas han orillado a Estados Unidos a acercarse a Cuba y Venezuela en un intento por salvarla.
 
La Comunidad del Caribe (Caricom, por sus siglas en inglés), integrada por 15 países, también ha expresado reticencia ante su participación en la Cumbre de las Américas, si bien Jamaica y Haití podrían alinearse con la Casa Blanca, estimó el internacionalista.
 
Ante este panorama, Latinoamérica debe pensar en una Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que tenga dientes operativos mediante un banco y probablemente una divisa común, consideró Jalife-Rahme, si bien es importante que la región no rompa con Estados Unidos.
 
Además, valoró, de esta manera se le restaría relevancia a la Organización de los Estados Americanos (OEA), con sede en Washington.
 

Este contenido es publicado por Politburó Digital con plena autorización de Sputnik Mundo.

Últimos Artículos