Politiburó Digital

La nula memoria de Enrique Alfaro.

13 febrero, 2020
Comparte en:

Carlos Susarrey


Uno de los mayores defectos que posee un sector importante de la clase política mexicana, es la «falta de memoria», o «memoria selectiva».

Estamos hartos de los ex presidentes panistas, Fox y Calderón. Su repentina y conveniente «pérdida de memoria», los exhibe como los cínicos corruptos que siempre fueron.
Hay casos en los que el problema es aun más grave y es cuando, quien sufre de amnesia, está en pleno ejercicio de labores. Es el caso del Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Alfaro de Movimiento Ciudadano cree que los ciudadanos somos tontos.
Vale la pena hacer memoria:

  • El pasado del actual gobernador del estado es Perredista, con los asegunes desagradables que eso implica. Cabe mencionar que carece de título en ciencias políticas, ya que ni su carrera ni su maestría están relacionadas con este campo.
    Volviendo al asunto PRD, cobijado en la coalición con el PT, ganó la elección de alcalde de Tlajomulco en 2010.
    ¿Por qué es importante hacer esta mención?
    El Cartel de los Zetas invadió Jalisco en 2010 (durante la recta final del periodo espurio y criminal de Calderón en la presidencia del país) y a su llegada se pusieron de moda las extorsiones, los granadazos, los levantamientos y desapariciones de personas, la pugna por plazas de narcomenudeo y un largo y tendido etcétera de delincuencia organizada. Para 2011, la madre de todas las peleas por la plaza jalisciense, toma forma con la aparición del Cártel Jalisco Nueva Generación (antes conocidos como Los Mata Zetas), logrando estos últimos desterrar y aniquilar a la mayoría de Zetas, reduciéndolos a una pequeña célula rebautizada como “La Resistencia”, que con el tiempo desaparecería por completo.
    Dicha célula se replegó por el municipio de Tlajomulco. Justo en el año en que Alfaro es el alcalde.
    En todos los noticieros locales, esa información se publicaba día tras día, no fue un mito callejero. Casualmente, todos lo sabíamos, ¿menos Alfaro?
  • Sus alcaldías, tanto en Tlajomulco como en GDL, se distinguieron como las de mayor populismo plasmado en actos como, por ejemplo, la entrega de útiles escolares y uniformes a estudiantes del nivel básico. Hoy en día, se niega a participar en la mayoría de las iniciativas del gobierno federal, tales como no afiliarse al INSABI, no apegarse a la cancelación de la otrora reforma educativa y poner cuanto pretexto sirva para entorpecer la participación de la Guardia Nacional por considerarlas una “iniciativa populista”.
  • Alfaro aparentemente no recuerda los dos expedientes que reveló la sagaz periodista Anabel Hernández en 2018, tanto por parte del departamento de inteligencia de la Secretaría Marina como del departamento de justicia de EEUU, en los que se le relaciona, primero con el Cártel de Sinaloa y, posteriormente, con el Cártel Jalisco Nueva Generación.
  • Alfaro tiene sumida a la Zona Metropolitana de Guadalajara en un incontable número de obras públicas al vapor, encimadas una sobre la otra, volviendo imposible el tránsito por la mayoría de arterias y generando niveles de contaminación elevados entre una obra inconclusa como la Línea 3 del tren ligero y la incipiente obra del Peri bus. Nadie está peleado con la obra pública, pero sí con la prisa que tiene el gobernador por terminar su periodo con estos notables logros, con la aparente finalidad de aspirar a la candidatura a la presidencia por la republica en 2024.

Él gobernador debería tener en cuanta que los ciudadanos tenemos muy buena memoria. El pueblo no olvida. El pueblo no utiliza la memoria selectiva.
Enrique Alfaro pondrá en nuestras manos su futuro político. Una buena memoria ciudadana ayudará a tomar buenas decisiones.

Twitter: @Carlos_susarrey


Comparte en:

Comentarios

Articulos relacionados

This site is protected by wp-copyrightpro.com