Politiburó Digital

Frida, la voz de las desaparecidas.

5 marzo, 2020
Comparte en:

Oveja Eléctrica


“Calcetitas rojas», una niña inocente que vivía bajo el desamparo y el maltrato por parte de sus padres. Su padrastro la castigaba y golpeaba porque se orinaba encima de sus pantaletitas, la golpeaban severamente ambos, pues la pequeña de 4 años de edad no avisaba que debía ir al baño. El 18 de marzo de 2017 encontraron su cuerpo semidesnudo y severamente golpeado en un terreno baldío en el Estado de México, la pequeña tenía un golpe en la cabeza, tan fuerte que le provocó la muerte según el peritaje.

Durante nueve meses fue llamada “calcetitas rojas» pues nadie sabía quien era; la pequeña llevaba puestas calcetas rojas cuando la hallaron y era así como la identificaban. La pequeñita presentaba evidencias de maltrato físico y violación.

Frida Guerrera, fue quien le dio visibilidad y voz a la víctima de un cruento infanticidio, la primera en dar a conocer esta historia tan dolorosa y devastadora, fue la activista quien comenzó a dar seguimiento al caso de la menor, y acompañó en todo momento a la abuelita y a las tías de Lupita.

Después de identificar a la pequeña, se dio a conocer que el nombre de la infante era ‘Lupita’; la misma Frida Guerrera pidió con mucho dolor y rabia que dejaran de llamarle “calcetitas rojas», “Lupe, se llama, nos costó mucho dar con su identidad, dejen de llamarle así“.

Frida Guerrera fue sin duda una pieza fundamental para identificar a los culpables del infanticidio de Lupita, su activismo y labor fue incansable y encomiable; los culpables de la muerte de la pequeña ya están pagando una sentencia de 88 años recluidos en la cárcel.

Pero la labor de Frida Guerrera no comenzó ni terminó ahí; quienes la hemos seguido puntualmente durante su largo camino de batallas perdidas y ganadas sabemos que ha dedicado casi 20 años de su vida en denunciar, documentar e investigar sucesos como violación a los derechos humanos en los estados más vulnerables del país, Nochixtlán, feminicidios, acoso, violencia, abuso de militares a comunidades rurales, etc., Es por ello que escribo este texto ya que la compañera Frida Guerrera no solo está enfrentando esta lucha genuina para visibilizar los graves problemas de seguridad que sufrimos las mujeres y la cascada de feminicidios y robo/desaparición de infantes que no cesan en el país, —justo es su derecho de exigir que se procure justicia al presidente Andrés Manuel López Obrador, que lo haya enfrentado cara a cara no es ninguna falta de respeto, el presidente es una luz de esperanza para que se comience a poner en primer plano el grave problema de los feminicidios—sino que ahora también tiene que enfrentar la calumnia y difamación por parte del periodista Marco Antonio Olvera quien pidió en la conferencia matinal que se investigara vía Unidad de Inteligencia  Financiera a la activista, dando a entender que Frida Guerrera recibe financiamiento por parte de miembros opositores al gobierno que representa Andrés Manuel López Obrador.

Pero la bajeza y la insidia no termina ahí y es lo que me horroriza, pues un sector de simpatizantes pro AMLO han dedicado gran parte de su tiempo muerto/ocio a atacar, ofender y difamar a la activista con comentarios misóginos, vulgares, groseros, y acusaciones fuera de lugar y sin fundamento, (la misma retórica usada por la oposición para descalificar a los que nos sumamos a favor de la 4T).

Es despreciable leer a mujeres y hombres de izquierda desahogar su ira en contra de un elemento que ha sido aliada del presidente, lo ha dicho en varias ocasiones, “Hemos caminado juntos», citó alguna vez Frida.

El mismo Andrés Manuel ha pedido encarecidamente que dejen de atacar a las activistas; Frida no pertenece al colectivo brujas del mar, Frida ha declarado no ser feminista, Frida no es una “Feminazi”, (así la descalificó un “chairo»), Frida ejecuta su labor de forma individual, no tiene ninguna relación con las activistas que están convocando a paro y marcha el 8 y 9 de marzo. Frida es de otra pieza y es única en este laberinto sin salida mientras la consideren su enemiga, la 4T no avanzará pues la violencia también emerge de las redes sociales y una muestra de ello es el ataque sistemático de grupos amloístas hacia una mujer que ha hecho más bien que mal a un país lleno de cicatrices.


Comparte en:

Comentarios

Articulos relacionados

This site is protected by wp-copyrightpro.com