Politiburó Digital

Políticos, acaparadores y criminales: destapan la red detrás de conflicto por agua en Chihuahua

25 septiembre, 2020
Comparte en:

Al menos ocho familias acaparan 36 millones de metros cúbicos del agua en el estado de Chihuahua, lo que representa casi 12,5% del adeudo total que México tiene de su tratado de aguas con Estados Unidos, reveló el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja.

Sobre esto, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que esta información comprueba que detrás de la toma de la presa chihuahuense La Boquilla existe un gran grupo en el cual participan políticos, empresarios nogaleros, cebolleros, e incluso algunos individuos relacionadas con el crimen organizado.

«Si se informa no hay manipulación, si hay información directa y veraz, no hay ninguna posibilidad de acarreos o de manipulación, lo mejor es informar, garantizar el derecho a la información», expresó.

A su vez, Ricardo Mejía informó que los hermanos Tomás y Andony Urionaberrenechea Sánchez, quienes han sido relacionados con el exgobernador de Chihuahua, César Duarte —actualmente preso en Estados Unidos—, acaparan alrededor de 9.000.000 de metros cúbicos de agua, lo cual equivale al 3% del recurso que esa entidad debe entregar como parte del tratado de aguas de 1944.

El subsecretario de Seguridad explicó que los Urionabarrenechea aparecen como concesionarios de varios pozos mayores en Chihuahua. Del mismo modo, aseveró que su grupo financió la movilización en la presa La Boquilla, donde el 8 de septiembre se registró un enfrentamiento entre un grupo de manifestantes y miembros de la Guardia Nacional, donde una mujer falleció y un hombre resultó herido.

También involucró al diputado del Partido Acción Nacional (PAN) Jesús Valenciano, al ser pariente de familias de cebolleros que también acaparan el agua en Chihuahua. Entre sus principales vínculos destaca Carlos Cuevas Abundis, quien actualmente está preso por el asesinato de dos de sus escoltas y ha sido señalado por sus supuestos nexos con el Cártel del Pacífico.

Ricardo Mejía señaló que estas familias han promovido protestas contra la entrega del agua a Estados Unidos porque no «quieren que disminuya la cantidad de líquido que acaparan para sus negocios».

«Hay una red de políticos acaparadores de agua y presuntamente delincuentes vinculados a toda esta trama. No es un movimiento espontáneo, porque no ha habido falta de agua, ha habido siempre flujo y lo que vemos atrás de toda esta embestida contra la Guardia Nacional es que quieren evidentemente seguir este tipo de negocios en detrimento de la nación y del país poniendo en riesgo un tratado internacional», acusó el subsecretario.

El 10 de septiembre, el presidente López Obrador culpó a exgobernadores de Chihuahua de engañar a la población al organizar mítines como el registrado en la presa La Boquilla.

Por su parte, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, acusó que el mandatario mexicano ha sido indiferente en cada ocasión que lo ha buscado para tratar el problema del agua en su entidad.


Este contenido es publicado por Politburo-digital.com con plena autorización de Sputnik Mundo.


Comparte en:

Comentarios

This site is protected by wp-copyrightpro.com