14.4 C
Mexico City
miércoles, octubre 5, 2022

AMLO busca cobrar 4% a fortunas de los más ricos del mundo para combatir la desigualdad


Las mil personas más ricas del mundo, las mil corporaciones privadas más favorecidas y los gobiernos del G20 deberían formar un fondo económico internacional para combatir la desigualdad en el mundo, lanzó su propuesta desde la ONU el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
 
Como titular de la sesión 8.900 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el mandatario aseguró que mientras el panorama internacional camine hacia el egoísmo y en contra del bien común, se amenaza a la civilización con la barbarie, por lo que es necesario un modelo basado en la solidaridad que atienda a las personas más marginadas del planeta.
 
«Nunca en la historia de esta organización se ha hecho algo realmente sustancial en beneficio de los pobres», reclamó el presidente de México.
 
 
De esta manera, señaló el jefe del ejecutivo mexicano, podría disponerse de un billón de dólares anuales para garantizar tareas en contra de la desigualdad.

Cómo funcionaría

El presidente mexicano consideró que los recursos deben entregarse de manera directa a los beneficiarios, porque en muchas ocasiones los presupuestos de organismos internacionales se derrochan en burocracia, sueldos y operaciones técnicas, sin apoyar de manera efectiva a los necesitados.
Con este fin, López Obrador propuso que la ONU otorgue certificados de solidaridad a los contribuyentes de este fondo. A su vez, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se encargarían de creación de tarjetas o monederos electrónicos que serían repartidos entre los beneficiarios del programa. Dichas organismos podrían hacer un censo para definir a la población objetivo del Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar.
 
Esta estrategia de cooperación solidaria no tendría que ser rechazada por ningún Estado miembro de la ONU, consideró López Obrador, toda vez que no propone estrategias militares o de uso de la fuerza, ni amenaza la seguridad de ningún país, sino que en cambio propone alternativas desde la cooperación.
Además, recordó que la migración, la pobreza y la violencia deben atenderse en sus causas estructurales, otorgando oportunidades a los jóvenes y ciudadanos del mundo de desarrollarse en vez de ser reclutados por el crimen.
 
Los países del G20, que de aceptar esta medida voluntaria donarían un porcentaje de su riqueza, son Alemania, Arabia Saudita, Brasil, India, Japón, Canadá, Argentina, Corea del Sur, Rusia, China, Estados Unidos, Francia, Italia, Turquía, Indonesia, México, Australia, Reino Unido, Sudáfrica y la Unión Europea.

Este contenido es publicado por Politburo-digital.com con plena autorización de Sputnik Mundo.

Últimos Artículos